Página principalMapa del sitioAgregar a favoritosImprimirEnviar a un amigo
Zoróndoba de Arte y Literatura
Viñetas, Veletas, Pinturas, Libros y más
EL BLOG DE LA VELETA
rss feed
Archivos :
select
Lleva el castellano (el natural de Castilla) tantos siglos de opresión y de miseria a sus espaldas que ha hecho de la fatalidad de su destino una seña de identidad y la ha incorporado a su personalidad como un rasgo más de su cultura. Padece sus males tanto como otros, en otros lugares nacidos, sufren los suyos, aunque a diferencia de ellos, que a gala tienen el ser de donde son y que contra los naturales y la tierra de la pobre Castilla cargan quejándose de expolio y opresión, el castellano rumia su áspera suerte y tira de sabiduría ancestral para no añadir a su condición de paria la de miembro de un pueblo irredento y sin estado. Porque el castellano (casi resulta ocioso señalarlo) tampoco tiene estado. La interesada identificación de España con Castilla ha confundido de tal manera el espíritu de los naturales de la ibérica península (e islas asociadas) que el que más y el que menos, huyendo del horror que España ha significado en la historia reciente, ha encontrado identidades al margen en las que apoyarse para alcanzar una suerte de redención para el mismo pecado cometido por los castellanos: dejarse avasallar. Primero por los arbitrarios y sanguinarios señores de los feudos, más tarde por las despóticas y cleptómanas monarquías que a los señores sometieron, luego por el tiranuelo criminal que todos sabemos y después, en fin, por los capitalistas burgueses que impusieron títeres en los...Leer la continuación
Escrito por Germán White •   Agregar un comentario   0 comentarios
Lleva el castellano (el natural de Castilla) tantos siglos de opresión y de miseria a sus espaldas que ha hecho de la fatalidad de su destino una seña de identidad y la ha incorporado a su personalidad como un rasgo más de su cultura. Padece sus males tanto como otros, en otros lugares nacidos, sufren los suyos, aunque a diferencia de ellos, que a gala tienen el ser de donde son, y que contra los naturales y la tierra de la pobre Castilla cargan quejándose de expolio y opresión, el castellano rumia su áspera suerte y tira de sabiduría ancestral para no añadir a su condición de paria la de miembro de un pueblo irredento y sin estado. Porque el castellano (casi resulta ocioso señalarlo) tampoco tiene estado. La interesada identificación de España con Castilla ha confundido de tal manera el espíritu de los naturales de la ibérica península (e islas asociadas) que el que más y el que menos, huyendo del horror que España ha significado en la historia reciente, ha encontrado identidades al margen en las que apoyarse para alcanzar una suerte de redención para el mismo pecado cometido por los castellanos: dejarse avasallar. Primero por los arbitrarios y sanguinarios señores de los feudos, más tarde por las despóticas y cleptómanas monar...Leer la continuación
Escrito por Germán White •   Agregar un comentario   0 comentarios
Están de moda. El último grito es ese maldito coronavirus aparecido en Wuham. Según tan machaconamente nos cuentan, es contagioso en extremo y dañino con avaricia, y aunque el causante de la más peligrosa de cuantas pandemias nos amenazan no sea este minúsculo organismo, la OMS ha decretado una emergencia global y la tele nos muestra minuto a minuto los efectos de las extraordinarias medidas adoptadas para combatirlo: profilaxis carnavalesca, estricto control de movimientos de entrada y salida de los lazaretos y confinamiento de los apestados y sospechosos en sus casas mientras los laboratorios investigan a marchas forzadas sobre una salvífica vacuna. Las imágenes de Wuham con las calles desiertas y unos escasos viandantes parapetados tras sus frágiles mascarillas nos remiten a esos escenarios distópicos a los que el cine y la literatura nos han venido acostumbrando durante años; por eso tal vez, y porque el epicentro del cuasi cataclismo cósmico está tan lejos, la población occidental observa el problema mundial con cierta displicencia: ni se siente realmente amenazada ni alberga dudas sobre su pronta resolución. Será, una vez concluido...Leer la continuación
Escrito por Mario Rejalgar •   Agregar un comentario   0 comentarios
El título de este artículo no es meramente la expresión de un deseo (que también), sino la constatación de que aquél es el destino al que inexorablemente nos dirigimos y al que, si las cosas no se tuercen, no tardaremos mucho en llegar. En los debates de la ¡por fin! exitosa investidura de Sánchez hemos tenido ocasión de ver y escuchar actitudes y discursos de muy vario pelaje y calidad, pero muy clarificadores al respeto. De un lado, los tremendistas profetas del fin de España, comandados por Abascal Campeador y Casado Mandobles, en cuyas huestes militan los herederos de lo más granado del “Ancien régime” , y cuya declarada razón de existir es perpetuar ad aeternum su privilegiada situación y derogar cualquier ley sospechosa de poder ayudar al común de los mortales a equiparárseles. Del otro, un conglomerado de fuerzas diversas, dizque progresistas, en algún caso de izquierdas, e incluso abiertamente independentistas, que claman por alcanzar de una vez por todas el Estado de Bienestar; una entelequia, quizá, pero ya entrevista hace un par de décadas y hábilmente secuestrada con el raca-raca de la Crisis por los poderosos Mercados que Dios confunda....Leer la continuación
Escrito por Sócrates Lapidario •   Agregar un comentario   0 comentarios
De todos es sabido que los monarcas no escriben sus propios discursos, sino que se dedican a locutar lo que desde el gobierno de turno les prescriben. Sin embargo, esto no quiere decir que, en cada ocasión, los coronados fantoches no sientan en su interior el impulso de autoafirmarse e intenten meter de clavo algo de su propia cosecha. Felipe VI, cuyas reales posaderas calientan hoy el Trono de España (¡Dios, qué anacrónico lugar!), no iba a ser menos, y por ello no es extraño verlo deambular por los pasillos de palacio meditando ideas que luego, en la soledad de su dorado retrete, plasma sobre una porción del perfumado papel que se usa en aquella distinguida mansión. El gobierno al que le toca valorar la pertinencia de las ocurrencias reales, hace siempre caso omiso de ellas y se las devuelve de inmediato, las más de las veces con un gesto de asco o prevención. Despechado, el cariacontecido Felipe arroja el papel a un cofrecillo de latón donde almacena recortes, fotos y recuerdos varios, y se vuelve a sumir en el melancólico ejercicio de pasear sin rumbo por los jardines invocando a la musa para que le dicte de una puñetera vez un texto grato a los imbéciles del gobierno. Nunca ocurre tal cosa, claro está, pero el ya no tan joven monarca sigue manteniendo la costumbre, y en el cofrecillo de marras, a poco que se escarbe en él, se encuentran chismes y chascarrillos de la más variada especie, la materia prima, en fin, con la que luego este corresponsal compone algunas de sus más...Leer la continuación
Escrito por Sustraído por nue...  Agregar un comentario   0 comentarios
LA VELETA
Vign_img779

La Veleta es una humilde hoja de parroquia, o gacetilla de errática aparición y orientación dudosa, como reza en su cabecera, donde se cuentan chismes varios y noticias verídicas y se opina sin criterio desde hace más de diez años sobre temas de incierta trascendencia. Por si nuestros lectores sí contaran con él (con el criterio), desde septiembre de 2012 tienen la oportunidad de rebatir cuanto allí se cuenta  participando en  el BLOG DE LA VELETA.

En los archivos Pdf que verás a continuación puedes consultar los últimos 25 números publicados. 

 

EL ÚLTIMO NÚMERO
0201_15-02-20.pdf (106,37 Kb )
Elogio del castellano
NÚMEROS ANTERIORES
0181_05-12-18.pdf (99,23 Kb )
La ética y los gestos/ Telegrama urgente
0182_21-12-18.pdf (124,85 Kb )
La descomposición del Partido Popular
0183_31-12-18.pdf (180,82 Kb )
Todos mienten
0184_01-02-19.pdf (108,58 Kb )
De bigotes y otras coincidencias
0185_13-02-19.pdf (103,08 Kb )
De nuevo amenazan los gigantes
0186_16-02-19.pdf (63,1 Kb )
Elogio del independentismo
0187_27-02-19.pdf (783,79 Kb )
Las deposiciones
0188_04-03-19.pdf (125,34 Kb )
En el Hades (Éaco y Manipo)
0189_16-03-19.pdf (128,96 Kb )
La iglesia: usos, abusos y despropósitos de enmienda
0190_25-04-19.pdf (223,57 Kb )
¡A las urnas!
0191_27-05-19.pdf (121,3 Kb )
El Ministerio del Sentido Común/ Madrid para la derecha
0192_06-07-19.pdf (177,2 Kb )
La sagrada unidad de España
0193_26-07-19.pdf (292,09 Kb )
Un fiasco anunciado
0194_23-08-19.pdf (504,17 Kb )
Pérdidas
0195_02-09-19.pdf (127,28 Kb )
Presagios
0196_15-10-19.pdf (86,45 Kb )
El poder es siempre de derechas/ Galería de Infames (Ortega Smith)
0197_09-11-19.pdf (117,88 Kb )
¡Bonita canción!
0198_26-12-19.pdf (90,26 Kb )
El breve (y verdadero) discurso del Rey
0199_07-01-20.pdf (47,02 Kb )
Hacia la Tercera República
0200_07-02-20.pdf (85,78 Kb )
Pandemias
Más Veletas
Vign_038

Si tienes interés en algún número más antiguo, pídenoslo

Tenemos en preparación la edición del libro LA VELETA 200, una recopilación con los cerca de 300 artículos aparecidos en los primeros 200 números y para cuya impresión solicitamos la colaboración de nuestros lectores.
Solicita más información.

© GERMÁN WHITE 2012