Página principalMapa del sitioAgregar a favoritosImprimirEnviar a un amigo
Zoróndoba de Arte y Literatura
Viñetas, Veletas, Pinturas, Libros y más
EL BLOG DE LA VELETA

El misterio de Ayuso (La Veleta, núm. 208)

20/09/2020 13:09:30

Con cara de alucinada, la presidenta de la Comunidad de Madrid se paseaba por las dependencias del vetusto edificio de la Puerta del Sol cuando oyó ruidos en su interior. En la oquedad de su cabeza, queremos decir, no en el interior del viejo caserón. Aplicó al suceso toda su auditiva inteligencia tratando de identificar qué clase de sonidos eran y qué querían significar. En los últimos tiempos le ocurrían con frecuencia estos fenómenos extraordinarios, a los que prestaba una mística atención. Aunque inexpresables en palabras, con un sexto sentido que sólo ella poseía, acababa descifrando el oculto mensaje que los ruidos transmitían. La irrupción de la bulla cerebral solía sobrevenirle poco antes de tener que efectuar declaraciones de importancia ante los medios o de replicar a los políticos de la oposición durante las sesiones de la Asamblea. El esfuerzo realizado para su interpretación la dejaba exhausta, y esa era la causa de que, en sus alocuciones, todo el mundo percibiera en aquel extraño deje los ecos de alguna región remota de la que acabara de llegar. Pero esta vez no. Consultó su agenda para asegurarse y no, ninguna comparecencia inmediata estaba señalada.   

Con el ruido instalado en su cabeza, y aún sin comprender lo que en esta ocasión quería  significar, siguió dando tumbos por la antigua Real Casa de Correos. Sólo encontró algunos vigilantes de seguridad  en su deambular errático y sin propósito. Al parecer, y sin saber cómo, se había quedado encerrada en su despacho el fin de semana. Los vigilantes ni caso le hicieron, naturalmente, y ella enfiló por  pasillos tenebrosos iluminados apenas con débiles luces de emergencia. La quietud y el silencio que reinaban en todo el edificio hacían resonar con más intensidad en su cabeza el persistente ruido, sin que todavía pudiera alcanzar el significado oculto que sin duda  contenía. Al final de uno de aquellos corredores se topó con una puerta. Giró el pomo y una espesa oscuridad la recibió tras ella. Antes de encender la linterna del móvil para aventurarse por aquella boca de lobo, se sobresaltó con otro ruido, esta vez identificable y exterior. Eran las campanadas del famosísimo reloj de la Puerta del Sol, pero no pudo contarlas porque con el susto perdió pie y se precipito rodando por unas angostas escaleras. Le pareció que no rodaba, sino que caía blandamente, como Alicia cuando persiguió al conejo dentro de su madriguera, y ya despatarrada en el suelo  comprobó con alivio que ningún hueso le dolía.  Permaneció en aquella posición un lapso de tiempo que no pudo precisar pero que le pareció larguísimo y reconfortante, pues de pronto distinguió el ruido de su cabeza (eran ladridos) y, lo que era aún más sorprendente, supo quién los emitía.

Una potente luz la sacó de su arrobamiento. Por la escalera descendían  dos vigilantes de seguridad que la ayudaron a ponerse en pie. Se disculparon con la presidenta por haber dejado sin trancar aquella puerta, un viejo acceso a los sótanos de tortura de la antigua DGS, y la llevaron en volandas hasta la planta superior. La alucinada Isabel, feliz y sonriente, no hacía más que repetir: “¡Es Pecas, es Pecas! ¡Es Pecas quien me sopla los argumentos!” Los vigilantes, con voz queda, hablaron entre sí: “¿Qué dice la loca? —dijo uno— ¿Quién es Pecas?” “El perro de Aguirre  —dijo el otro—; hace años le llevó la cuenta de twitter y se ve que el espíritu del can se le ha quedado dentro.” “¡Ahí está, pues, el misterio! —añadió el primero—, es ese tal Pecas quien habla por su boca” “Pues aviados vamos —concluyó el otro—, porque mañana se reúne con el presidente del gobierno para tratar de la pandemia. ¡Verás las ocurrencias que le suelta!”

Escrito por Aurelio Castizo •   Agregar un comentario   0 comentarios





LA VELETA
Vign_img119

La Veleta es una humilde hoja de parroquia, o gacetilla de errática aparición y orientación dudosa, como reza en su cabecera, donde se cuentan chismes varios y noticias verídicas y se opina sin criterio desde hace más de diez años sobre temas de incierta trascendencia. Por si nuestros lectores sí contaran con él (con el criterio), desde septiembre de 2012 tienen la oportunidad de rebatir cuanto allí se cuenta  participando en  el BLOG DE LA VELETA.

En los archivos Pdf que verás a continuación puedes consultar los últimos 25 números publicados. 

 

EL ÚLTIMO NÚMERO
0210_11-11-20.pdf (185,97 Kb )
Sobre el Poder
NÚMEROS ANTERIORES
0190_25-04-19.pdf (223,57 Kb )
¡A las urnas!
0191_27-05-19.pdf (121,3 Kb )
El Ministerio del Sentido Común/ Madrid para la derecha
0192_06-07-19.pdf (177,2 Kb )
La sagrada unidad de España
0193_26-07-19.pdf (292,09 Kb )
Un fiasco anunciado
0194_23-08-19.pdf (504,17 Kb )
Pérdidas
0195_02-09-19.pdf (127,28 Kb )
Presagios
0196_15-10-19.pdf (86,45 Kb )
El poder es siempre de derechas/ Galería de Infames (Ortega Smith)
0197_09-11-19.pdf (117,88 Kb )
¡Bonita canción!
0198_26-12-19.pdf (90,26 Kb )
El breve (y verdadero) discurso del Rey
0199_07-01-20.pdf (47,02 Kb )
Hacia la Tercera República
0200_07-02-20.pdf (85,78 Kb )
Pandemias
0201_15-02-20.pdf (106,37 Kb )
Elogio del castellano
0202_07-03-20.pdf (99,99 Kb )
Eximios miserables
0203_29-03-20.pdf (62,27 Kb )
Perdemos otra guerra
0204_23-04-20.pdf (119,83 Kb )
El Coronavirus
0205_01-05-20.pdf (83,84 Kb )
Primero de Mayo
0206_08-08-20.pdf (1,06 Mb )
La oportunidad de la "espantá"
0207_19-08-20.pdf (131,59 Kb )
El cuento de nunca acabar
0208_20-09-20.pdf (138,57 Kb )
El misterio de Ayuso
0209_11-10-20.pdf (111,35 Kb )
Enésimo aviso/ ¡Viva el rey!
Más Veletas
Vign_img799

Si tienes interés en algún número más antiguo, pídenoslo

En el libro LA VELETA 200 hemos hecho una recopilación con los cerca de 300 artículos aparecidos en los primeros 200 números. Aún tenemos disponibles algunos ejemplares en papel.
Solicita más información.

© GERMÁN WHITE 2012