Página principalMapa del sitioAgregar a favoritosImprimirEnviar a un amigo
Zoróndoba de Arte y Literatura
Viñetas, Veletas, Pinturas, Libros y más
LA VIÑETA DE HOY

¡Máxima alerta! Urdangarin emprende nuevo negocio

Vign_289
VIÑETAS ANTERIORES
MÓJATE Y OPINA (Sobre esta viñeta, sobre las anteriores o sobre lo que te dé la gana)
El pintamonas
16/09/2019 21:16:28
Sí, yo también. No sé si hay otros (en cuyo saco parece que quedo incluido) que sean críticos con la beneficencia, pero eso no viene al caso. Toda riqueza extrema es obscena, y en mi opinión (como en la de Cristo, por ejemplo, con el que nada tengo que ver) nadie que alcance aquel estado se salvará. Ningún rico es inocente. Todo lo que tienen de más, a otros se lo han arrebatado. En el caso que nos ocupa, y salvo que se quiera traer a colación el pasaje bíblico de los talentos (Mat. 25.14) que en buena medida justifica la ética protestante y el espíritu del capitalismo (Weber), el rico es, en esencia, un criminal, lo sepa o no, se lo toleremos o no. Naturalmente yo ignoro la ingente cantidad de ingresos que el sujeto al que nos referimos entrega anualmente al estado, pero visto lo que a la beneficencia (con publicidad y exenciones fiscales) dedica, es peccata minuta en comparación con lo que, en justicia, debería serle exigido. Eso sin considerar, además, la soberbia que supone el elegir el monto de la donación y el destinatario final, burlando al estado, único garante al que, en buena lógica, deberíamos atribuir la facultad de redistribuir la riqueza y procurar la justicia social. Salud, República y un freternal abrazo, Rafa. Germán
El Rafa. Él, el García
16/09/2019 13:40:14
¿Tú también? Creo que deberías denunciar ante la agencia tributaria los impuestos que ha dejado de pagar esa persona y sobre lo que parece que tienes tanta información, y sobre todo pruebas. Es más, creo que algunos deberían ingresar como inspectores en la hacienda española (y dejar la política, donde les va regulín, regulín) pues los que tenemos a lo mejor no se enteran. Pues verás, en realidad la cosa podría ser así: Alguien gana un dinero X, y paga todos los impuestos (IVA, IRPF, SOCIEDADES, AJD, TP, etc.), sin dejar ninguno, al tipo de gravamen legal, con toda la legalidad, como hace cualquier otro sujeto, sin saltarse nada (lo cual ya es raro), sin que le pillen en un renuncio ni equivocación, y le queda un resto limpio de polvo y paja, una cantidad R = 100 unidades monetarias, por ejemplo. Si de esas 100 le apetece pagarse una paella, un buen vino, y viajar al noroeste de la patria y comprarse un caballo o una casa, está en su derecho. O no. Pues bien, sigamos. Si de ese dinero que le queda, que ya es suyo, y de nadie más, y que no debe nada a nadie, y porque le sobra a espuertas, le apetece regalarte 30 a tí, o al estado, a la seguridad social o a una tía abuela, que más te da. Pues eso, que más os da, recibidlo con alegría y sed agradecidos. ¡Coño! Un abrazo de Rafa, él. El García, para G.S.
También en Facebook
Vign_FACEBOOK_2

Si lo prefieres, comparte, disfruta y comenta nuestras viñetas desde aquí.

 
Or on Twitter, of course!
© GERMÁN WHITE 2012